Osteopatia

La osteopatía o medicina osteopática es una práctica paramédica desarrollada por Andrew Taylor Still y basada en la teoría de que muchas enfermedades son debidas a una pérdida de la integridad estructural.


La osteopatía es una terapia manual cuyo fin es restablecer la salud de las distintas estructuras corporales. Mediante movilizaciones y técnicas específicas el osteópata busca devolver la función normal del organismo eliminando el dolor y los síntomas que aquejan al paciente.


Ayuda manual con filosofía propia basada en la ciencia moderna


La osteopatía es una ayuda manual con filosofía y principios propios basada en la lógica y la ciencia moderna. Es una terapéutica holística e integral, ayuda en la totalidad del ser; cuerpo, mente y espíritu. La osteopatía considera al organismo humano como un todo interrelacionado, con capacidad para restaurar su estado de salud, si le brindan la oportunidad.


Sesión de osteopatía


En la consulta osteopática, el osteópata intenta buscar el origen del problema y aliviarlo. Los Osteópatas no solo atienden el síntoma sino que buscan mas allá, buscan “el por qué”. Simplemente el síntoma es el epifenómeno de algo subyacente en el cuerpo, que si no se resuelve, el dolor simplemente no se irá o se transformara en otro. La duración de las sesiones osteopaticas depende del problema y de la vitalidad del paciente. Los problemas agudos se mejoran rápidamente, en una, dos o algunas sesiones, se resuelve el motivo de consulta. Muchos pacientes desean mantener un tratamiento osteopático como un método para mantenerse sanos, en estos casos la frecuencia es de una vez al mes aproximadamente.


Campo de acción con ayuda osteopática


La Osteopatía ayuda a todos los tejidos y sistemas corporales, Tanto los problemas óseos, como cualquier otra dolencia. Posee una gran batería de técnicas que se adaptan a cada tejido del cuerpo. La osteopática es de extrema utilidad en las siguientes afecciones:

Aparato digestivo : Hernias de hiato, gastritis, problemas de reflujo, dolores abdominales, dispepsia, hinchazón post ingesta, constipación, colon irritable.

Cabeza y cuello : Mareos, contracturas, dolores de cuello, braquialgias, hernias de disco cervical, bruxismo, migrañas, jaquecas, síndromes vertiginosos, mareos, acúfenos, problemas faciales, glosodinia.

Sistema músculo esquelético : Dolores articulares (hombro, rodilla, cadera, tobillo, codo, etc...), lesiones deportivas, tendinitis, problemas posturales, ciáticas, lumbalgias, problemas discales, dolores de espalda, compresiones por hernia de disco, dolores de columna, contracturas, dolores en la planta del pie, disfunciones de pisada y marcha, aplastamientos discales y hernias discales, escoliosis, etc…

Sistema nervioso : Ataques de pánico, problemas emocionales, adormecimiento de extremidades, insomnio, síndrome de piernas inquietas, neuralgias diversas.

Aparato urinario y reproductor : Dolores menstruales, prolapso de órganos, problemas de infertilidad.

Aparato circulatorio : : Falta de circulación periférica, miembros fríos, taquicardias, problemas de retorno venoso, calambres

osteopatia